martes, 8 de septiembre de 2009

UNA CASA VIEJA



La casa de los abuelos de mi mujer es vieja y si nadie lo remedia, ahora que ellos ya no están y pasa la mayor parte del año deshabitada, acabará por venirse abajo. A pesar de eso es fantástica para hacer fotos y dibujos. Me gustan especialmente sus escaleras y pasillos a los que yo les encuentro un aire particularmente siniestro por la noche.
Este dibujo (el cual he aprovechado para enviarlo como colaboración al fanzine Pandemia para su número especial terror) es el resultado de esas divagaciones e idas de olla. (Para que veáis que en el pueblo no sólo me he dedicado a inflarme de cerveza).

4 comentarios:

Yandros dijo...

Esa casa tiene mucha história, es una pena que la perdamos porque ahí quedarán muchas vacaciones llenas de alegría infantil y algunos pequeños misterios...

Pedro Villarejo dijo...

Efectivamente, una verdadera pena...

Pandemia Fanzine dijo...

muchas gracias por la colaboración!

Estamos deseando ver nuevas!

Un abrazo!

RECOMENZAR dijo...

me encanta el haberte encontrado me gusta mucho como escribes